Fernando Peralta Toro, Presidente Confederación de Canalistas de Chile

“El proyecto Reguemos Chile tiene la ventaja de aunar voluntades generando una excelente forma de unir al país en un proyecto común”


El Presidente de la Confederación de Canalistas de Chile (CCCH), Fernando Peralta, explica que la situación hídrica en el país, se divide por zonas. En las primeras tres regiones, el balance entre oferta y demanda se encuentra actualmente equilibrado, de forma que todo nuevo proyecto, deberá ser abastecido con recursos externos tales como agua de mar o trasvase desde el Sur. De manera paliativa, también se puede emplear las aguas servidas tratadas que hoy se vierten al mar.

Peralta detalla que “en la IV Región hay todavía la posibilidad de hacer nuevos embalses superficiales para aumentar en un 15% la actual capacidad de embalses que es de 1.815 Mm³. La nueva demanda se deberá satisfacer con aguas de mar desalinizada, trasvase de agua desde el Sur del país y con un aumento de la eficiencia de uso y gestión. También se debe emplear las aguas servidas tratadas que hoy se vierten al mar”.

En relación a la regiones V y Metropolitana, el presidente de la CCCH, explica que éstas aún pueden aumentar sus embalses superficiales y aprovechar su gran capacidad de regulación en los embalses subterráneos.

Las regiones VI al Sur poseen aún enormes descargas de agua superficial al mar, las que pueden ser reguladas en embalses superficiales y subterráneos. 5.000 Mm³en la VI, 15.000 Mm³en la VII y 23.000 Mm³ en la VIII, sin estar medidos todos los ríos que desembocan al mar.

De acuerdo al presidente de la CCCH, el proyecto que propone la Corporación Reguemos Chile, que se basa en trasvasar agua desde las cuencas excedentarias del Sur hacia el Norte, “es muy positivo ya que permite desarrollar tanto la zona Sur en su actual secano, como toda la zona Central y Norte, utilizando sólo parcialmente los excedentes y además respetando los Derechos de Aprovechamiento de Aguas de todos los usuarios actuales”.

Añade que “permite a los usuarios del Sur decidir libremente sobre el destino de sus D.A.A y transarlos en un régimen abierto y transparente. Así se hace participar a todos de las ganancias del proyecto”.

Destacar que la Confederación de Canalistas de Chile ha dado el patrocinio al proyecto, por ser una iniciativa nacional de gran envergadura que provoca la unión de los ciudadanos en un objetivo común. Es una solución creativa, participativa, regionalizada que hace posible un emprendimiento del país, uniendo a todos sus habitantes en una solución de largo plazo a los problemas de sequía y cambio climático y hace posible el proceso de crecimiento social y productivo de Chile.

Ignacio Álamos Jordán, empresario agrícola

“Considero a Reguemos Chile un proyecto indispensable en el futuro de nuestra patria”


El agricultor, uno de los propulsores del cultivo orgánico de palta hass en Chile en la zona de Cabildo en la V Región, explica que la situación hídrica en la zona es de mucha incertidumbre, ya que dependen del régimen pluviométrico anual. Esto provoca que los actores que conforman la agricultura regional, vivan en permanente estado de intranquilidad. “Tenemos una condición muy precaria en materia hídrica y en permanente cuestionamiento”, señala Álamos.

Álamos explica que con la llegada de ciclos secos más frecuentes, la V Región ha comenzado a tener problemas estructurales muy graves en materia de disponibilidad hídrica, lo que ha ocasionado pérdidas en la productividad, calidad de los productos e impacto en los empleos permanentes.

“En el último ciclo seco, sólo la Provincia de Petorca perdió más del 30% de sus hectáreas plantadas. Esto implicó cientos de millones de dólares en pérdidas y desvalorización de toda la provincia, baja en el comercio, transporte y servicios. Nos empobrecimos. Si no hacemos algo al respecto, la próxima sequía será aún más destructiva”, asegura Álamos.

Por esta razón, el empresario apoya el proyecto de la creación de una carretera hídrica que propone la Corporación Reguemos Chile, ya que “va directamente a solucionar en forma definitiva los problemas de escasez hídrica, no sólo producida por los ciclos normales de sequía que hemos tenido siempre en Chile, sino que también amortigua el cambio climático, permitiendo que en regiones donde se producen excedentes de agua, estos sean movilizados a las regiones deficitarias que poseen los mejores climas del mundo para producir frutas, hortalizas, entre otros”, detalla.

Explica que el proyecto de la creación de esta carretera hídrica es relevante, ya que asegura la productividad del sector agrícola actual, permitiendo además el ingreso de enormes áreas productivas que cuentan con un clima favorable (muy escaso en el mundo). “Dicho incremento influirá directamente en el crecimiento económico del país, proyectando a Chile al status de país desarrollado”, concluye.